Firma Maru Medina

Blog

De cuando era joven, y asalariada...

20 de Noviembre de 2017

Revisando cajones esta mañana -es imperativo que mi marido y yo comencemos a deshacernos de tanto papel acumulado- Ralf encontró los apuntes y dibujos que pretendí­an ser un manual de empleadxs para MAX'S, la panaderí­a y delicatessen donde trabajé en Vancouver de recién casada, y de la que hablo en mi libro Depende de ti.

Nerea como muchos saben, es la extraordinaria joven que comenzó a trabajar en Kukis by Maru hace 9 años, y que hoy coordina la mercadotecnia de Iniciadores, Kukis y Maru Medina. A veces me sorprende la dedicación rayando en devoción que esta joven mujer tiene por nuestras marcas, y no dejo de maravillarme con sus ideas y propuestas, pero más por el asombroso empuje con que las lleva a cabo.

Pero estos papeles que ahora contemplo me recuerdan que a los 27, yo también dedicaba tiempo y cariño a organizar y fortalecer la empresa para la que trabaja por $7.75 dólares canadienses la hora, haciendo que mi jefa me apreciara y algunas de mis compañeras se desesperaran pues no encontraban el sentido de que en mi tiempo libre -estos apuntes y dibujos los hací­a en casa- me dedicara a hacer ´cosas por la que no me estaban pagando´.

Creo que aún sigue habiendo empleados que no comprenden este punto; ahora veo claro que, aunque yo hací­a esto para ayudar a Hellen la dueña y su empresa, en realidad estaba haciendo esto por mi. Para que yo quede bien ante los ojos de mis directores sin duda, pero también por que eso hací­a que ella se fijara en mi. Era yo quien situaba en sus cabezas la visión de mi persona como alguien dispuesto a asumir responsabilidades y esto me colocaba de inmediato en una posición de ventaja ante los demás. A estas alturas y después de haber trabajado, convivido y dirigido a tanta gente, puedo asegurar que si hay personas que dan en el trabajo meramente lo indispensable, pero hay otras -muchas- que si entienden que a quien realmente están enriqueciendo y fortaleciendo, es a ellos mismos aunque por consecuencia también su inteligencia beneficie a la empresa que les contrata. La mayorí­a de mis colaboradorxs pertenecen a este último grupo.

-Tu eres responsable como persona, de la carga de amor y entusiasmo que traigas a tu empleo. -Se consiente de que tus actos y actitudes que hacer sentir bien -o no- a los clientes. -Te enseñaré mas fácil si utilizo un poquito de humor y gráficos. Y por último, me di cuenta que casi siempre, cuando pienso en las personas que trabajan, casi siempre las visualizo mujeres

Ya siento una enorme curiosidad por ver en el futuro los proyectos de las personas que hoy trabajan en Grupo Kukis by Maru, pues cuando veo lo mucho que esos primeros y maravillosos empleos ayudaron a formarme, me emociona saber que -si tengo suerte- seré testigo de lo que en las y los miembros de mi tribu se van a convertir.

-maru

Compartir