Portada del post

1 de junio de 2019

Sábado en la mañana: Entrenamiento de Kuki Kids.

Siempre nos preguntan: ¿de dónde “sacan” a su personal? Y contestamos: no los “sacamos ni los encontramos” los hacemos. 
Este es el programa Kuki Kids en acción, trabajar para que cada chico se sienta seguro, enterado, entrenado y convencido. 
Una de las satisfacciones que te da tener una empresa, es poder contribuir con ella a tu comunidad, a través de tus creencias. 
Yo creo que los jovenes deben de aprender a trabajar desde los 15 años. Trabajar y estudiar, como lo hacen miles de jovenes en otros países. 
Invitar a estos chicos a contribuir en sus casas con parte del dinero que ganan (no creo en eso de “todo lo que ganas es para ti” porque esa actitud no es formativa, ningún adulto gana dinero y es sólo para él o ella).



Creo que llegar puntual, ser organizado, trabajar en equipo, mantener una actitud positiva, cumplir objetivos y encontrar soluciones donde parece no haber, son habilidades que desafortunadamente, no se está enseñando en preparatorias ni universidades. Como me explicó una vez un Director de Administración de conocida universidad privada: “no podemos exigirles a los chicos que sean puntuales... porque nos pagan”
😳 o sea: los padres de estos chicos nos pagan para deformarlos? 
Por lo tanto, a la empresa privada le toca enseñar estas habilidades que hacen buenos ciudadanos.



Creo también que los jovenes debe de formarse como individuos autónomos, que de adultos no dependan de sus papás o cónyuges. 
Creo que cada joven de mas de 23 años debe de vivir de manera independiente, y si viven en casa de sus papás, deberán de pagar renta. 
Si, todas estas cosas raras y subversivas pienso y mi empresa se ha vuelto un vehículo para aprender a vivir como creo que se debe vivir. 
Los estudios actuales han encontrado un aplastante índice de depresión entre los jovenes. Y hay pruebas que demuestran que lo que deprime a estos chicos es que viven con la vida resuelta, que en sus casas se les resuelven no solo sus necesidades, sino mucho más. Los padres parecen no notar que el mensaje intrínseco es: “eres un inutil, o te ayudo, o no podrás tu solo” 😕
Nada construye una autoestima solida como saberse productivo y responsable de uno mismo. Ayudar a construir un pais rico y fuerte formando a su juventud, esa es la misión de Kukis by Maru.




Compartir